REVIEW: Gamory, mando Pro para Nintendo Switch

Hoy traigo a la web una review de un mando pro para Nintendo Switch de nombre Gamory. Es un periférico low cost para seguir disfrutando de la consola híbrida sin tener que soltar demasiadas bayas por ello. La razón de traer un contenido tan diferente al que estáis acostumbrados es sencilla, paso a explicar.

Muchos usuarios de nuestro Discord, de gente allegada a mí y de foros de videojuegos ha reportado que con Animal Crossing, las funcionalidades de sus Joy Con se han ido al garete. Es lo que se conoce como el efecto drift que hace que el personaje se mueva en una dirección sin inclinar el analógico izquierdo.

Esta casualidad no es tal. Debido al estado de alarma que sufrimos en nuestro país desde hace más de dos meses (y en todo el mundo) los jugadores han echado multitud de horas en Animal Crossing New Horizons (¡hasta 700 he llegado a ver!). A eso hay que sumarle que la temperatura global también ha subido y nuestras manos sudan más. Todo ello afecta a los delicados mandos de la consola que, si bien hay trucos para solucionar parcial y temporalmente esto, al final el problema vuelve.

Y un estado de confinamiento con multitud de ERTEs en las familias supone que la economía no es demasiado boyante como para permitirse comprar, en estos momentos, un mando Pro como el original de Nintendo. Parecida a esta situación es la mía así que decidí solventar mi problema de drift con un mando pro llamado Gamory bastante barato y que me ha dejado muy buenas impresiones. Empiezo la review:

Características del mando Gamory Pro para Switch

  • Mando inalámbrico
  • Batería 400mAh
  • Puerto de carga de USB-C. Se puede jugar mientras se carga la batería
  • Duración de 4 a 7h (varía según el vendedor) *No hagas caso a esto, te sorprenderá
  • Vibración NO HD mediante dos motores. Solo un nivel de vibración.
  • Giroscopio
  • 4 Leds de información
  • Compatible con PC mediante cable USB
  • Tecla Turbo
  • Alcance del Bluetooth de unos 7-8 metros
  • Precio: 25,99 euros. Podéis comprarlo en mi tienda o pinchando aquí.

Contenido del paquete

Al ser un producto chino no esperes que el empaquetado del mando pro de Gamory sea muy cuidado. Una caja de cartón de apenas un palmo de ancho donde en su interior se encuentra, en una bolsa de plástico acolchada, el mando, instrucciones en castellano (y otros) y un cable bastante cortito de tipo USB-C.

Como el mando se vende en diferentes tiendas y con otras denominaciones, esto puede variar pero el mío al menos ha venido de este modo. He visto fotos en donde la caja no la envían y solo mandan al consumidor la bolsa acolchada dentro de un paquete.

Gamory, mando Pro para Nintendo Switch al detalle

Yo he escogido este mando por su bajo precio y porque el estilo de los cuernos es similar al resultado final de añadir los Joy Con al gadget que trae de serie Nintendo Switch. Además es de color neón como mi consola por lo que quería tenerlo todo a juego.

Llama la atención tanto la disposición de los botones como la aparentemente poca ergonomía del mismo, algo que si bien es cierto al principio se hace evidente, después desaparece. Los botones ZR y ZL desaparecen por unos clásicos R2 y L2, algo que solo puede afectarte si no te sabes la disposición de los botones en Switch.

La botonera derecha sigue fiel a la nomenclatura del mando original Pro o Joy Cons, mientras que en el centro vemos un batiburrillo de botones. Los dos superiores son el – y el +, un poco más abajo el botón de captura y el Home y entre la cruceta y el analógico derecho, el botón Turbo.

En el frontal superior tenemos la entrada USB-C y un botón de sincronización que te permite emparejar el mando con la consola. Destacable el hecho de que para ser un mando “chinorris” hayan empleado un USB de tipo C, el estándar actual al que se están dirigiendo todos los productos electrónicos hoy en día. Eso sí, tirón de orejas para la longitud del cable que viene en el empaquetado, de apenas medio metro y con el que es imposible jugar mientras cargas la batería del mando. Recomendable comprar un cable más grande, mínimo de tres metros o más si juegas con la consola conectada al dock. Uno como este de Ardistel que además de estar comprobado y certificado no es nada caro.

En la parte trasera una pegatina donde dice que ha sido fabricado en China y algunas especificaciones del mando como el voltaje al que trabaja entre otras cosas. Nada reseñable en este lado.

Sensaciones tras dos semanas de uso

Tengo que reconocer que antes de comprarlo tenía serias dudas sobre su comodidad al usarse. Sí es cierto que las primeras horas las manos se engarrotan aunque quizás sea por venir de tantas horas con los Joy Con y el gadget al mando Pro de Gamory. Con los días esta sensación desaparece y el mando se hace mucho más cómodo, tanto que ahora, por ejemplo, juego incluso en modo portátil con él. Un inciso en este apartado es que mis manos son enormes, muy muy grandes. Es un problema que debo lidiar en este tipo de accesorios así que por eso (y no mi mujer) las primeras horas de juego mis manos se sentían incómodas con el mando.

El tacto es bastante agradable y por el momento no he notado que las manos me suden demasiado. Es plástico duro, las cosas como son, pero parece que va a aguantar bastantes sesiones de juego todo sea dicho. Los botones funcionan perfectamente e incluso los gatillos, que son de largo recorrido, se activan con la mínima pulsación. Éstos no son analógicos así que el recorrido da igual el que tenga si se activan nada más acariciarlos. Como apunte, los botones ZR y ZL de los Joy Con tampoco son analógicos.

Otro tema bien distinto es la cruceta. Fue una de las cosas que más me atrajo del mando Pro de Gamory y si bien funciona perfecta, es MUY dura. Y escandalosa, bastante. En dos semanas se ha ablandado mucho pero todavía le queda trote. Las sensaciones con la cruceta son similares a las que se viven con el mando de Xbox One solo que aquí es algo más dura. La disposición es correcta y típica en otros mandos de la competencia así que cero problemas con ello.

Los analógicos son analógicos como tal, con un recorrido circular sin dar la sensación de que es una cruceta con más direcciones. Esto ocurre con los Joy Con, que sus analógicos tienen un pequeño recorrido marcado en su interior que hace que el analógico se quede “atascado” en una dirección. Aquí no, es analógico total, sin trabas. Puede ser un problema en Animal Crossing New Horizons porque para tareas finas es más difícil acertar. En el caso de picar una piedra, por ejemplo, el recorrido marcado de los Joy Con ayuda a “apuntar” mejor cosa que con el mando Pro de Gamory no ocurre. La costumbre hace que esto al final no afecte pero es un dato que podría ser considerado para otros jugadores. Por supuesto, esta característica se lleva mucho mejor con otros títulos con un control más libre y analógico real.

Una reseña más con respecto a los analógicos es que es bastante sensible lo cual es perfecto para realizar acciones rápidas. Además (y esto incluye a todos los botones) la respuesta es rápida y sin latencia, un gran punto a favor sobre todo para pescar en el juego. Por contra, el recorrido del analógico en sí es bastante cortito. Para que se me entienda; pasar entre andar o correr en ACNH es muy difícil, hay que inclinar muuuuuy ligeramente la palanca para hacer que tu personaje se mueva despacio. De lo contrario, correrá.

Cuenta con dos motores de vibración, uno por cuerno, pero por desgracia no lleva el excelente sistema de Nintendo; la vibración HD. Además solo hay un nivel de ruido o vibración por lo que siempre vibrará del mismo modo. En ACNH solo sirve para saber el tipo de pez que has pescado pero en otros juegos, como los de conducción, a la vibración se le saca más partido vibrando con diferentes intensidades cosa que aquí no. Además en New Horizons las vibraciones se dan en contadas situaciones pero en otros juegos que he probado son constantes, como en Pinball FX. Esto me ha llevado a desactivar la vibración desde las opciones del juego porque es muy molesta. La potencia de la vibración es enorme.

He probado el mando Pro de Gamory en multitud de juegos. Final Fantasy XII, NBA 2K20, Pinball FX 3, Naruto Shippuden 3, Super Mario Odyssey o Flashback entre otros. No he tenido problemas con ninguno, funciona perfectamente y sin latencia alguna. Además la sincronización con la consola es rápida y sencilla; basta con enchufar el mando al USB de la consola, encenderla y pulsar el botón Home del mando. Sin más, la consola lo detectará como mando Pro.

Los giroscopios también son canelita en rama y en varios juegos he podido probar que funcionan perfectos, sin latencia y respondiendo francamente bien. Otra cosa que no esperaba demasiado de un producto como este. Fantástico.

Batería, la gran sorpresa

Cuando compré el mando la página aseguraba que la duración de la batería era de 4 a 6 horas. Ahora lo han cambiado y, mirando otros mandos similares en Amazon, incluso aseguran de 3 a 5 horas. Para mí no era un problema ya que estoy acostumbrado a cargar mis aparatos cada día así que no lo tuve en cuenta. Pero ay amigo…. ¡qué sorpresa me he llevado con el mando Pro de Gamory!

He apuntado en un bloc de notas las sesiones de juego que he tenido hasta el día de hoy con el mando y no puedo estar más contento. Entre 26 y 27 horas de duración me ha dado la batería en la primera carga. La segunda de momento va por el mismo camino ya que, hasta el día de hoy, todavía no he vuelto a cargar el mando desde el jueves o viernes. Si os preocupaba este punto ahora ya sabéis qué duración tiene la batería del mando Pro de Gamory, no puedo estar más contento.

Ahora bien, estamos hablando de un producto chino y eso puede suponer que de aquí un tiempo la duración merme un poco, mucho o extraordinariamente mucho; solo el tiempo lo dirá. Pero también puede ocurrir lo contrario, que no lo haga durante mucho tiempo. Todas las baterías se desgastan con el tiempo, sean de buena calidad o no, pero es importante que os comente esto al fin y al cabo.

¿Recomendable? Mucho

En mi caso la vibración, quizás lo más destacable, no es un mayor problema para mí. La vibración HD de Nintendo es una pasada pero al final es eso, una característica que apenas afecta a unos pocos juegos first party (aunque una experiencia chulísima) y otros tantos menos third. La falta de sensor NFC puede ser un punto negativo pero pocos mandos hay que cuenten con el chip a buen precio y con buenas valoraciones.

La durez de la cruceta se irá con el tiempo, de hecho ya se está ablandando y el analógico funciona muy bien aunque con el detalle más arriba nombrado. Está claro que a unos puede gustar más o menos lo que he detallado pero lo que es cierto es que pocos encontrarás que funcionen tan bien a este precio, con garantía de Amazon y con una review en profundidad. Queda fiarse de las opiniones de los clientes que lo han comprado que no siempre entienden de hardware y se les escapa detalles que no están al alcance de su conocimiento.

El último punto se lo dedico a la batería. Estaba contento con la duración que prometía la ficha del producto pero la realidad es bien distinta así que alegría duplicada. Es una gozada encender la consola, ponerte a jugar y despreocuparte de si te queda o no batería, al menos los dos o tres primeros días. Eso sí, según las instrucciones los leds deberían apagarse cuando la batería está cargada y en mi caso no funciona así. Nada que no arregle dejar el mando Pro de Gamory para Nintendo Switch de esta review cargando toda la noche.

2 Replies to “REVIEW: Gamory, mando Pro para Nintendo Switch”

  1. Hola ese mando se puede sincronizar con la Nintendo switch Lite? A mi hijo le han regalado uno y no hay manera de sincronizar el mando

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *